Durango es conocido por ser pueblo de sapos. Es por ello, por lo que he convertido al sapo en protagonista del cartel. Una de las principales actividades de las fiestas suele ser la bajada del río. Por ello, he fusionado los salpicones del río con los fuegos artificiales.